J. De Frank Canelo, Consejero (r)

-JUNIO 2016 CERRAMOS HASTA NUEVO AVISO-

*Algunos Trabajos Estan Sujetos a Revision


Analisis/Opinion/Estrategias/Consejos/Ensayos Sociologia, Crimen, Politica * Especialista Sist Correccionales e Investigador Soc (R) -Aguilucho / Ride a Harley-

"El primer deber humano es ser feliz; el segundo, hacer a otros felices". Cantinflas.-

Violencia Domestica; Feminicidios: El Sexo Fuerte



"...ES COMO GUERRA..."

La prolematica de la violencia domestica y feminicidios en la Republica Dominicana encierra verdades engorrosas.

Al dominicano convicto de cometer agresion domestica contra su pareja, algunos analistas lo han ‘sicomatizado' usando las mas diversas teorias, La tipificacion del dominicano como un elemento sicopatizado en contra de las mujeres es invalida.

Si la dieramos como valida, entonces, todos los dominicanos que han maltratado o matado parejas estarian mejor en un siquiatrico y no presos.
La violencia domestica cometida por dominicanos es igual a la que se ha regado por toda america-latina.
Y tiene mucho que ver con la presencia de un nuevo modelo de machismo: el 'super-macho'  frente a un nuevo modo de vida: la  liberacion femenina.

el super-maho
Es un nuevo modelo de machismo salido y superior al Macho; mas radical y evolucionado por lo general, con origenes donde predominan la escasez, los bajos niveles de educacion, la falta de informacion y, en plano de inter-accion personal, agreguele serios problemas de adaptacion; y en algunos, interes por exhibir una 'superioridad con pies de barro' cuando llega la la policia a casa tras ser llamados al hogar o lugar de incidente.

la liberacion femenina.

De 40 anos aca, la penetracion cultural, la globalizacion, el turismo, la t.v., el cine, el internet, el progreso economico y la inmigracion han transformado al modelo femenino latino-americano de docil, obediente y sumiso, a uno donde la mujer dominicana y latina en general, han pasado a ser mas abiertasy hasta mas decidas.

Pero, ignorando que al hombre -o a su companero- en sentido general les genera cierto malestar o 'incomodidad' el hecho de que ven perderse un control que tenian en ellas, igual al que tambien ejercieron sus papas y sus abuelos en la relacion marital.

Los super-machos se ven desalmados de la obediencia de ella, y rechazan la realidad de cualquier cambio que les impida recuperar aquel modo de vivir en 'sumision' y como respuesta irracional busca entonces, imponerse usando el control con metodos de violencia e intimidacion  para perpetuarse.

Como resultados de esa descarga de violencia hacia sus compañeras, para empeorar, otros miembros del hogar han sido lastimados volcandose asi la violencia hacia la familia entera sin que ningun otro miembro tuviera que ver necesariamente con los problemas y actores que la generaron.

Ya vieron?  No es un problema solamente de la Republica Dominicana.

PAISES DESARROLLADOS

La liberacion femenina comenzo en los E.U. y en Europa en los ‘50, con ellas desprendiendose del brassiere (en los E.U. quemaban los ajustadores en publico en los conciertos hippie de los 60's); la influencia de esta liberacion se empezo a regar por el mundo ya en los anos ‘80's. Llegadas las tangas, ah!... y los hilos dentales.

El problema de agresion a las mujeres se ha regado tambien, como una explosion por todo el mundo con auge economico. Unicamente que alli, el hombre ha estado mejor preparado para asimilar los cambios de estilos de vida que asume su mujer.

Tal vez fuera el hastio de la inseguridad economica, esos hombres 'civilizados' o 'domesticados' tienen mas tiempo para medir sus relaciones alla en el 1er mundo y, contrario a los latinos, estan mas prestos a aceptar como tal a la mujer como algo mas que una contribuyente que aporta no solo en afectos sino en materia de consumo. Porque  ellas trabajan y tienen opciones economicas propias.

En cambio, las mujeres del tercer mundo no han tenido la suerte de poder contribuir con la economia de la familia trabajando, algunas hasta han dicho que "aguantan por problemas economicos", y sabemos que es verdad en mas de la mitad de los casos de nuestras regiones.

La mujer vive como pobre, en paises pobres y no siempre contribuyen con los gastos del hogar.

Aun asi nuestra mujer sobretodo la menor de  50 anos,  en un modelo de accion continua y no necesarimanete en desafio, encuentran CON AGRADO que su estilo liberalizador es menos comprometedor en relacion al que las ataba a sus abuelas y madres gracias a nuevas leyes llamadas de genero, que las protegen en su nuevo papel de tomar decisiones si deciden 'liberarse'.

ZONAS RURALES


En campos dominicanos, igual que en ciudades y metropolis latinoamericanas, las ‘mujeres clasicas’, dociles, obedientes, sumisas se han ido casi esfumado, gracias a la asimilacion de los modelos de liberacion.

Observen este escenario:
"Si tu sales, yo salgo”
"Si yo trabajo tu cuida los muchachos"
"Si tu tienes boca para mandar, yo tambien"
"Si tu manejas dinero, yo por igual, o mas".

Algunos individuos generacionales a quienes les ha tocado lidiar con la mujer moderna, 'liberada', las resisten como si estuvieran  'echando un pulso' desaforado. Preguntselo a artistas, empresarios, obreros estudiantes que han caido en cohecion de genero motivado por un excesivo control.

Asi, la liberacion femenina no es aceptada en el Medio Oriente, pero, eso ya es por factores religiosos y no por los efectos del Super Macho.
Justo aclarar que, en verdad, contrario a los que son renuentes, muchos hombres en general se han acoplado a los nuevos tiempos de esta ‘liberacion femenina’ sin mayores incidentes.

Y en los avances de esa‘liberacion femenina’, en los Estados Unidos aunque ya no hay hippies, hay nuevas modalidaes que suenan hasta absurdas: andar sin panty, blumen o interiores.
Cuanto tiempo le tomara a la mujer de nuestros entornos o en sentido general a la latino-americana, MIMIFICAR esta conducta liberalizadora?
No sabemos. pero si cuando eso suceda, para nosotros los hombres, sera preferible aceptar a nuestras mujeres en las reglas que ellas elijan.

A preferiblemente caer presos  y/o  a quedarnos sin ellas.-

Gracias por leerme.

J. De Frank Canelo
-jdfc, 2010 (sociologo y criminologo)-